GP Assen 2015: novena y última etapa
by on 3 julio, 2015 in dutch tt assen 2015

Última etapa monstruosa y brutal: París-Tudela de Duero

La etapa de hoy se puede resumir como «13 horas de carretera. Fin».

En un principio mi idea era acampar en Hondarribia (Gipuzkoa), y al día siguiente ir tranquilamente a casa. Al final, salí de París a las 9:20, salvé los atascos de la circunvalación y me puse en marcha por la autopista. Una parada temprana para llenar depósito y desayunar. Luego fui haciendo paradas cada poco tiempo, más o menos cada 100 Km hacía una parada rápida. Iba a gusto en la moto, pero poco a poco iba haciendo cada vez más calor. La mayor preocupación que tenía era el neumático trasero. Ya desde que llegué a Assen tenía signos de que le quedaba poquito. En cada parada le echaba un ojo, pero la verdad es que se ha comportado y no ha desfallecido. Al final le voy a sacar unos 7 mil kilómetros a la goma, teniendo en cuenta que la paliza de autopista que le he metido no es su uso normal, estoy contento con su rendimiento.

Tras una parada más larga para comer, empezó lo más duro del día, y además se iba juntando con las horas y zonas más calurosas, llegando a Burdeos. A veces el aire quemaba, y a veces al haber tanta vegetación, el aire era asfixiante. Con paradas cada poco, fui salvando el día hasta que me di cuenta de que iba a llegar a la frontera más o menos pronto. Tenía más ganas de llegar a casa que de otra cosa, y la idea de tirar hasta Ávila ganaba peso.

Al final llegué a la frontera casi a las 7, y decidí tirar, aunque llegase a medianoche a casa. Al pasar por el País Vasco refrescó bastante, incluso parecía que podía llover. Entre el fresco y una autopista de montaña con curvas, me reactive y cogí la carretera con más ganas. Al pasar Vitoria pensé en llamar a un primo mío que vive en Tudela de Duero (Valladolid) y quedarme en su casa. Me quitaba una hora y media de viaje y me echaba unas risas con mi primo. Una llamada y ya estaba liada!

El resto del camino fue como la seda. Al pasar Vitoria se fueron las nubes, pero tampoco hacía ya un calor demoledor. Dejé la autopista un rato para llegar a Burgos por la A-1, así pude recordar lo que son las curvas y cambiar de marcha en la carretera jejeje.

En Burgos enganché pista de nuevo y hasta Valladolid, circunvalación y a Tudela. Un magnífico recibimiento y una cena en sociedad, que no sabéis lo que se echa de menos comer con gente después de una semana solo por Europa. Mi felicidad fue absoluta cuando me llevé a la boca el primer cacho de tortilla de patata… no sé como pueden vivir por ahí sin tortilla de patata, la eché muchísimo de menos entre hamburguesas y salchichas fritas…

Mi primera ruta monstruosa acaba aquí, casi 6 mil kilómetros, muchos litros de gasolina, atravesando Francia, Bélgica y Holanda… La verdad es que la experiencia ha sido muy positiva y altamente gratificante! Haré una valoración y comentaré más curiosidades sobre el viaje en próximas entradas.

Resumen de la jornada:

Gasofa:
– Limours: 10,53€
– Blois-Villerbon: 10,46€
– Poitiers: 11,84€
– Saugon: 17,43€
– Labenne: 16,09€
– Lopidana: 11,84€
– Villodrigo: 9,24€
Total: 87,43€

Peajes:
– 13,40€
– 19,70€
– 2,20€
– 1,80€
– 1,80€
– 1,40€
– 1,00€
– 11,94€
– 2,27€
Total: 55,51€

Muertes:
– 1845 insectos indefinidos sureños
– 1 mariposa en la llanta trasera

Deja una respuesta

ankbass web design 2015