GP Assen 2015: primera etapa
by on 24 junio, 2015 in dutch tt assen 2015

Llegó el día de ponerse en marcha.

Os escribo desde Burdeos, La France, en un hotel de mala muerte de carretera. La gente dice que los F1 esos son la ostia, pero el mío debe ser el más cutre de toda Francia… Pero con una sonrisa en la cara. Ha sido un día intenso, estoy cansado, el pulgar de la mano derecha aún está medio dormido, pero me voy a la cama convencido de que quedarse en casa estas vacaciones no era una opción.

El viaje empezó duro, siempre me pasa igual. A dónde coño vas? Los primeros 200Km han sido horribles. En Velayos (a escasos 25 minutos de Ávila) me doy cuenta de que me he olvidado el candado, pero no me iba a dar la vuelta. A 80Km de casa, en Mojados (Valladolid) he sido consciente de que para llegar al destino definitivo me quedaban dos días… Además he tenido que estrenar el chubasquero, hasta pasado Burgos no ha parado de llover.

Al dejar la autovía y coger la nacional camino de Logroño ha cambiado la cosa. Sol, una carretera menos tediosa… Los kilómetros pasaban volando. He llegado a Pamplona, y de repente estaba subiendo por el monte. Todo verde, verde vasco que decía una amiga 🙂 Aquí toca encender la cámara de video y disfrutar. Curvas, árboles, pueblecitos típicos del prepirineo. Una maravilla. Una paradita en Roncesvalles y hasta la frontera, con obligada parada para repostar claro está.

Un descenso genial, todo paz, hasta que empiezan el tráfico y las retenciones: se acerca la autopista. Antes de entrar, al llegar a Bayona he encontrado una tienda de motos y me he hecho con un candado nuevo. A partir de aquí autopista. Al principio bien. Tras 8 horas de viaje todavía me iba riendo dentro del casco, hasta que he pagado 3 peajes y me ha tocado repostar en suelo francés… jodo… Se acabaron las risas y empieza de nuevo el sufrimiento de la pista. Se me ha hecho eterno hasta que he llegado a Burdeos. Sorprendentemente, he encontrado el hotel sin perderme. La que andaba perdida era la recepcionista, que sólo hablaba francés y yo ni papa… Cuando subo a la habitación hay unos gayumbos tirados y unos calcetines. Por suerte me han cambiado rápidamente la habitación.

He aprovechado después para acercarme al centro de Burdeos con la moto. Es una ciudad muy chula, pero está así como muy hecha una mierda, y mira que me gustan las ciudades decadentes… Un birral en un bar jister (tan jister que se llamaba Bar Vintage, pero los precios no eran nada vintage), un kebab a la gabacha, con queso fundido, y vuelta al hotel que ya es hora…

Ahora a reponer fuerzas, mañana será otro duro día de asfalto.

Resumen de la jornada
Gasofa:
– Ávila : 11,80€
– Quintana (Palencia): 12,91€
– Los Arcos (Navarra): 13,39€
– Pekotxeta, frontera: 09,42€
– Saugnacq (Francia) : 14,82€
Total: 62,34€

Peajes
– 0,40€
– 1,80€
– 1,80€
– 2,20€
Total: 6,20€

Muertes:
– 421 insectos sin identificar

A la vuelta colgaré fotos, de momento misión imposible

2 Responses to GP Assen 2015: primera etapa

Deja una respuesta

ankbass web design 2015