GP Assen 2015: segunda etapa BIS
by on 28 junio, 2015 in dutch tt assen 2015

Gante in the night.

Antes de abrir el hilo de la tercera etapa, la noche en Gante merece mención especial. Finalmente solucionaron el tema del garaje y pude dejar la monstrua bajo techo. Salí a dar una vuelta por la ciudad, y el día se arregló por completo. Fue empezar a andar y sentir una paz interior genial. Aquello que recordaba de hacía unos años seguía ahí. No son monumentos, ni nada en especial, es todo, son las calles. Gante tiene espíritu. Tiene algo que me enamora sin saber porqué, y ayer sólo conseguí quedar aún más prendado. A pesar de estar todo medio a oscuras y haber poca gente, no da el mal rollito de Burdeos, es totalmente diferente al resto de ciudades donde he estado.

Lo primero fue buscar un sitio donde papear, un puesto callejero de fritanga variada me hizo el servicio. Después había que buscar un bar para tomar una cerveza. Entré en uno donde la música estaba bastante alta, de hecho pensé que habría música en directo. Sonaban canciones rollo 60s, rollo Dylan. El sitio era una taberna con el techo abovedado, todo de ladrillo, muy bajo. La poca gente que había cantaba coreando cada canción, había buen ambiente. Un hombre se puso a hablar conmigo y me contó que pinchaban unos tipos de Radio 1, una emisora flamenca (de Flandes, no de flamenquito…), y estaban haciendo una selección de temas típicos y otros más rebuscados de gente que canta en flamenco, claro. Si conocéis un poco los líos que tienen allí con los francófonos y los flamencos podéis entender el entusiasmo con el que la gente coreaba cada tema.

Al final en vez de una, cayeron 3 cervezas allí. Fue una grata sorpresa, me acabó de alegrar el día. Después me pegué un paseo y me hinqué otra cerveza, esta vez de esas que dan a Bélgica su fama… Y con esto y un bizcocho, para el hostal, que ya era tarde y me esperaba otro día de carretera.

Qué decir, ciudad elegante, gente agradable, cervezas ricas a precios normales… Tendría que ir todos los años unos días allí. Es una ciudad en la incluso me gustaría vivir. Quizá la esencia de Gante es, como me contaba el hombre de la taberna, que combina lo moderno y lo antiguo a la perfección.

Deja una respuesta

ankbass web design 2015